Integrar para contener

Carnet por Puntos

A la comunidad en general:

Según la nueva ley de tránsito recientemente sancionada, se instituye la modalidad del carnet por puntos. La norma castiga en general las conductas que con causa en el tránsito, afecten el uso de la vía pública, la circulación de personas, animales y vehículos terrestres, el transporte, los vehículos, las personas, las concesionarias viales, la estructura vial, el medio ambiente y la totalidad de los bienes jurídicos individuales o colectivos que se pudieren afectar.

Según se ha podido saber, cada persona accederá a su habilitación para conducir con un número determinado de puntos, los cuales irán sufriendo descuentos a medida que el conductor vaya cometiendo infracciones de tránsito.

En todos los casos se habla de castigo a los infractores, pero en ningún caso se prevé un estímulo para quienes logran conducir sus vehículos sin cometer infracciones salvando los obstáculos que les plantea el medio ambiente en el que se deben movilizar, entiéndase: estado de la calzada y zonas adyacentes, falta de sincronización de semáforos, falta de iluminación adecuada, inhabilidad e imprudencia de otros conductores, tipo y cantidad de vehículos en circulación, por citar algunos. Todos ellos son factores ajenos al propio conductor, contra los que debe luchar para poder desenvolverse correctamente en el manejo de su propio vehículo.

Sobrevivir a todos estos escollos es un hecho que debería recibir un reconocimiento por parte de la autoridad competente.
En tal sentido, la propuesta que motiva la presente consiste en efectuar una suma de puntos para quienes no cometan infracciones de tránsito en todo un año calendario. 

La pregunta que surge espontáneamente es: ¿Cuántos puntos sumarle a cada conductor por su buena conducta?. 
Un criterio a seguir puede ser el siguiente: al finalizar el año calendario puede hacerse un promedio de la cantidad de puntos que se restaron a los infractores de la ciudad, y esa misma cantidad promedio sumarla a los puntos que cada uno de los demás conductores posea. 

Este mecanismo sería automáticamente justo, puesto que si hay demasiados descuentos de puntos es porque en general en la ciudad se maneja muy mal, y los buenos conductores deben desenvolverse en un medio más hostil y peligroso. En ese contexto recibirán importantes incrementos de puntos promedio. Si por el contrario, imaginamos un escenario ideal en el que ningún conductor de la ciudad comete ninguna infracción en todo el año calendario, entonces no recibirían ningún premio porque en ese caso su desempeño al mando del vehículo depende solamente de su propia habilidad y conducta.

Cabe aclarar que de todas formas podría pensarse en sumar automáticamente algún punto por año porque como dijimos al principio, las calles de la ciudad están muy lejos de ser transitadas con seguridad, pero para ello habría que hacer un estudio de la incidencia del estado de la calzada en los accidentes de tránsito, y cada ciudad debería definir un índice de serviciabilidad de su infraestructura vial y actualizarlo anualmente, cuestión que resultaría muy difícil y llevaría mucho tiempo. Puede, de todas formas, encararse a largo plazo.

Recordemos que el diseño geométrico de caminos es un proceso por el cual se relaciona al camino con las leyes del movimiento; las características operativas de los vehículos; y la capacidad, defectos y sicología de los conductores; debiendo procurarse predisponer a los conductores a mantener una velocidad constante, logrando una conducción sin sorpresas ni tensión para minimizar los accidentes y sus consecuencias. 

Creemos que nunca es tarde para rever los temas y hacer propuestas superadoras en pos de una verdadera justicia social, desde allí nace nuestra idea.

Fotos



Compartir esta publicación: